Sin supersticiones


Se consiguió la decimotercera Copa de Europa (o Champions League, como prefieran) para dejar la sala de trofeos con su simetría correspondiente. El rival fue el Liverpool y ya sabemos que cuando el Madrid se juega una competición, el contrario siempre parece mas fuerte para todos los que no son madridistas. Esta vez la estrella rutilante y próximo Ballon D'or era Salah.

En cuanto al partido, la intensidad inglesa era esperable y también es cierto que dispararon poco a puerta. El Real Madrid achicaba agua pero no daba para ahogarse. Hasta que llegó la lesión de Salah producida por él mismo en un lance con Sergio Ramos. A partir de aquí, la típica campaña contra un jugador del Real Madrid, para que voy a ir contando mas. Después se lesionó Carvajal, que no se olvide. Pero vayamos a los goles, el primero algo impropio de un jugador como Benzema, que es pelear un balón con el portero. A continuación, la chilena de Bale, el mejor gol que se ha contemplado jamás en una final europea. Y para terminar, el portero del Liverpool conmocionado, no por un golpe sino por la vergüenza del partido que se estaba tirando, se tragó un pepinazo de Bale desde fuera del área.

Así pues, con un contundente y trabajado 3-1 se consiguió, sin recurrir a las supersticiones, la ansiada 13º Copa de Europa. Sin dejar de reseñar que, si el año pasado se consiguió el hito de ganar dos consecutivas, este equipo continúa haciendo historia al lograr tres Copas de Europa seguidas (ó 4 en 5 años). Un equipo que rememora a la época de la segunda mitad de los 50 del siglo XX.

Como apunte final. En liga se dejaron ir durante muchos partidos incomprensiblemente para acabar 3º, y en la Copa del Rey una bochornosa derrota en el Bernabéu ante el Leganés nos echó fuera. En otro orden de cosas, la salida inesperada de Zidane, aunque lo anunció con tiempo suficiente a estas horas no hay sustituto*; y la salida de pata de banco habitual de Cristiano Ronaldo, verano si, verano también, con su falta de cariño (aka mejora de contrato).


*Media hora después de publicar esta entrada, el Real Madrid anunciaba que el entrenador era Lopetegui.

Sin Respuestas a "Sin supersticiones"

Publicar un comentario